DESCRIPCIÓN

PARA ABRIR BOCA

Aunque casi siempre asociemos Medina del Campo al castillo de la Mota, esta ciudad fue, durante siglos, el Wall Street de Castilla. Paños, sedas, plata, joyas… las más variadas mercancías y las obras de arte europeas de mayor valor se comercializaron en sus ferias desde el siglo XV hasta el XVIII. Fue también en ellas donde se introdujeron las letras de cambio y otros títulos de crédito en España. La localidad está igualmente unida a Isabel la Católica: residió en ella en numerosas ocasiones, y en ella dictó testamento y falleció. 

RECORRIDO

Medina conserva un numeroso patrimonio monumental y artístico, de primera categoría, aunque no esté tan integrado como en otras villas castellanas, debido a los avatares de su historia.

Comienza la visita en las Reales Carnicerías, construidas por los Reyes Católicos. Es un edificio alargado, de una sola planta, con pórticos en tres lados. Su nave está separada por arcos de ladrillo sobre columnas de piedra, bajo una armadura de madera. Las Carnicerías siguen funcionando como mercado hoy día, incluyendo algunos bares y tiendas de productos típicos. 

Junto a las Carnicerías corre el río Zapardiel. Bueno, es un decir, porque no suele llevar agua. Es de esos típicos ríos de la meseta, muy largos, pero con caudal exiguo, aunque históricamente ha supuesto un recurso clave para la economía de Medina. Justo al otro lado del Puente de las Cadenas se encuentra la iglesia de San Miguel y algo más a la derecha, el cerro y castillo de la Mota. 

En un entorno de viejos palacios, visitamos el Museo de las Ferias, que acoge obras artísticas realmente destacadas y es una excelente manera de conocer la historia de Medina. Se ubica en la antigua iglesia de San Martín, de la que se conserva una armadura de madera espectacular, que cubría la capilla mayor del templo. Entre las obras expuestas destacan varias esculturas (Piedad, de Juan de Juni) y sobresalientes pinturas góticas y renacentistas. A ello se unen las curiosísimas piezas y documentos relacionados con el comercio y las ferias históricas de la ciudad.

La Plaza Mayor de la Hispanidad, inmensa y soportalada en tres de sus aceras, fue el espacio central de las ferias y mercados históricos, junto con sus calles adyacentes. El nombre de cada lado de la plaza hace alusión a los productos que allí se vendían: Armería, Joyería, Especiería, el Potrillo… En un lateral de la plaza se encuentran la colegiata, el ayuntamiento, la Casa de los Arcos y, en el lateral contiguo, casi haciendo esquina, el Palacio Real Testamentario, nombre muy rimbombante para un edificio que ha perdido muchos de sus valores patrimoniales, pero se significa por ser el lugar donde murió la reina Isabel.  

Entramos en la colegiata de San Antolín. En primer lugar, hay que fijarse en la emblemática torre, con la pareja de maragatos que dan las horas, y el balcón de la Virgen del Pópulo, desde el que se oficiaba misa para los mercaderes de la plaza. El interior tiene planta de salón, es decir, igual altura de sus tres naves, con bóvedas góticas de crucería estrellada. El retablo mayor renacentista es apabullante, así como la enorme capilla barroca de las Angustias, situada a los pies del templo, con cúpula cargada de yeserías y una bella pintura de la Virgen con el Niño, de Alonso Cano.     

Recorremos la calle Santa Teresa, que mantiene su ambiente histórico gracias los conjuntos que en ella se conservan: el renacentista palacio de los Dueñas (hoy instituto) con imponente patio, el convento de San José, segunda fundación de Santa Teresa (después de la de Ávila), las agustinas de Santa María Magdalena y ya al final de la calle, llegaremos a la iglesia de San Pedro el Real, que fue colegio de jesuitas y posee un conjunto de retablos renacentistas y clasicistas de gran valor.

Concluye la visita en el célebre castillo de la Mota, hasta donde conviene llegar en coche. Aquí estuvo el primer núcleo habitado tras la repoblación medieval, en torno al castillo. Podréis admirar las contundentes defensas de la fortaleza, transformada en el siglo XV para adaptarse a las nuevas formas de guerra, o sea, a los ataques de artillería. A ello responde su estructura arquitectónica: un núcleo formado por el castillo propiamente dicho, con patio central y torres en las esquinas, destacando, entre ellas, la del homenaje, con 40 metros de altura. En torno a ese centro, un paseo de ronda, una barbacana, o murete defensivo exterior, con almenas, troneras y saeteras, y un enorme foso.

El castillo fue prisión de Estado; aquí estuvieron presos, entre otros, César Borgia y Hernando Pizarro, hermano de Francisco. Os descubriremos la asombrosa historia de uno y otro. Del priemr castillo, fundado tras la Reconquista en canto rodado y argamasa, quedan restos de uno de los muros. El edificio actual es, sin embargo, un ejemplo típico del arte mudéjar. Prácticamente todo es ladrillo, con refuerzos en piedra en puntos estratégicos y elementos decorativos como las armaduras de madera y las yeserías. En el interior, visitaremos las zonas de libre acceso: patio, sala-exposición y capilla.

DURACIÓN:   

  • 3h
  • 5h combinado con Tordesillas, olmedo, Arévalo o Madrigal de las Altas Torres (pregúntanos)

En esta experiencia...

Qué haremos
  • Apasionarte por curiosidades de la Historia que van más allá de los monumentos y las anécdotas
Más detalles Impresionante castillo medieval y edificios renacentistas
Incluye Visita guiada al castillo (dependencias generales), colegiata y Museo de las Ferias (entrada al museo no incluida)

Porque la preparación es importante...

CONSEJOS

Para los golosos, Medina se asocia con las cocadas (pasteles de coco), además de los dulces elaborados por las clarisas, que los venden en su monasterio situado a las afueras, en la carretera de Olmedo.

Estando en tierra del vino de Rueda, aprovechad para probarlo y/o comprarlo. La uva característica de esta DO es la verdejo que, con las técnicas actuales, produce blancos afrutados y frescos, en especial, los que están sólo elaborados con esta variedad.

POR SI NO LO SABÍAS…

En Medina, por aquello de su tradición ferial histórica, el jueves es el día en que está todo cerrado, mientras que si la visitas un domingo, todos los comercios, incluido el mercado de las Reales Carnicerías, están en plena actividad.

El término mota, que da nombre al castillo, significa altozano. En este caso, se trata del cerro que domina la población, al este de la misma, al otro lado del río Zapardiel. Es una palabra común en los territorios repoblados durante la Reconquista; así ocurre igualmente en Mota del Marqués, Mota del Cuervo… o los castillos también llamados de la Mota en Benavente (con la Torre del Caracol) o Alcalá la Real (Jaén).

En muchos lugares en donde hubo una “colegiata” (iglesia con cabildo o capítulo de canónigos propio, por tanto, un templo de categoría, bien dotado económicamente y de gran tamaño), se mantiene coloquialmente, por tradición, esa denominación. Lo cierto es que la inmensa mayoría de colegiatas de España desaparecieron a mediados del siglo XIX, tras el primer Concordato con la Santa Sede. Muchas de ellas eran ya difíciles de mantener a falta de suficiente financiación.    

A finales del siglo XIX y principios del XX, facilitado por la llegada del ferrocarril, fue la época de esplendor del Hotel-Balneario de las Salinas, situado a corta distancia al sur de Medina. Se trata de un edificio neorrenacentista, inspirado en el palacio de la Magdalena de Santander que, tras muchos avatares, ha vuelto a funcionar como balneario y donde también podéis contratar un circuito spa.

Meeting point
Important information The price of the tickets to the monuments is not included in the visit. This is a generic proposal for groups, which we can adapt to your interest and needs

We recommend
  • We advise to wear comfortable clothes and shoes

RESERVA TU VISITA

Esta actividad requiere reserva previa. Cumplimenta el siguiente formulario y, una vez comprobada la disponibilidad, confirmaremos tu reserva y te indicaremos cómo proceder al pago.

Full Name (required)

E-mail (required)

Phone

ZIP Code

Chosen Activity

Date

Number of Adults

Number of Children

Comments

Información Adicional

Duration3h
LocationMedina del Campo

DESCRIPCIÓN

PARA ABRIR BOCA

Aunque casi siempre asociemos Medina del Campo al castillo de la Mota, esta ciudad fue, durante siglos, el Wall Street de Castilla. Paños, sedas, plata, joyas… las más variadas mercancías y las obras de arte europeas de mayor valor se comercializaron en sus ferias desde el siglo XV hasta el XVIII. Fue también en ellas donde se introdujeron las letras de cambio y otros títulos de crédito en España. La localidad está igualmente unida a Isabel la Católica: residió en ella en numerosas ocasiones, y en ella dictó testamento y falleció. 

RECORRIDO

Medina conserva un numeroso patrimonio monumental y artístico, de primera categoría, aunque no esté tan integrado como en otras villas castellanas, debido a los avatares de su historia.

Comienza la visita en las Reales Carnicerías, construidas por los Reyes Católicos. Es un edificio alargado, de una sola planta, con pórticos en tres lados. Su nave está separada por arcos de ladrillo sobre columnas de piedra, bajo una armadura de madera. Las Carnicerías siguen funcionando como mercado hoy día, incluyendo algunos bares y tiendas de productos típicos. 

Junto a las Carnicerías corre el río Zapardiel. Bueno, es un decir, porque no suele llevar agua. Es de esos típicos ríos de la meseta, muy largos, pero con caudal exiguo, aunque históricamente ha supuesto un recurso clave para la economía de Medina. Justo al otro lado del Puente de las Cadenas se encuentra la iglesia de San Miguel y algo más a la derecha, el cerro y castillo de la Mota. 

En un entorno de viejos palacios, visitamos el Museo de las Ferias, que acoge obras artísticas realmente destacadas y es una excelente manera de conocer la historia de Medina. Se ubica en la antigua iglesia de San Martín, de la que se conserva una armadura de madera espectacular, que cubría la capilla mayor del templo. Entre las obras expuestas destacan varias esculturas (Piedad, de Juan de Juni) y sobresalientes pinturas góticas y renacentistas. A ello se unen las curiosísimas piezas y documentos relacionados con el comercio y las ferias históricas de la ciudad.

La Plaza Mayor de la Hispanidad, inmensa y soportalada en tres de sus aceras, fue el espacio central de las ferias y mercados históricos, junto con sus calles adyacentes. El nombre de cada lado de la plaza hace alusión a los productos que allí se vendían: Armería, Joyería, Especiería, el Potrillo… En un lateral de la plaza se encuentran la colegiata, el ayuntamiento, la Casa de los Arcos y, en el lateral contiguo, casi haciendo esquina, el Palacio Real Testamentario, nombre muy rimbombante para un edificio que ha perdido muchos de sus valores patrimoniales, pero se significa por ser el lugar donde murió la reina Isabel.  

Entramos en la colegiata de San Antolín. En primer lugar, hay que fijarse en la emblemática torre, con la pareja de maragatos que dan las horas, y el balcón de la Virgen del Pópulo, desde el que se oficiaba misa para los mercaderes de la plaza. El interior tiene planta de salón, es decir, igual altura de sus tres naves, con bóvedas góticas de crucería estrellada. El retablo mayor renacentista es apabullante, así como la enorme capilla barroca de las Angustias, situada a los pies del templo, con cúpula cargada de yeserías y una bella pintura de la Virgen con el Niño, de Alonso Cano.     

Recorremos la calle Santa Teresa, que mantiene su ambiente histórico gracias los conjuntos que en ella se conservan: el renacentista palacio de los Dueñas (hoy instituto) con imponente patio, el convento de San José, segunda fundación de Santa Teresa (después de la de Ávila), las agustinas de Santa María Magdalena y ya al final de la calle, llegaremos a la iglesia de San Pedro el Real, que fue colegio de jesuitas y posee un conjunto de retablos renacentistas y clasicistas de gran valor.

Concluye la visita en el célebre castillo de la Mota, hasta donde conviene llegar en coche. Aquí estuvo el primer núcleo habitado tras la repoblación medieval, en torno al castillo. Podréis admirar las contundentes defensas de la fortaleza, transformada en el siglo XV para adaptarse a las nuevas formas de guerra, o sea, a los ataques de artillería. A ello responde su estructura arquitectónica: un núcleo formado por el castillo propiamente dicho, con patio central y torres en las esquinas, destacando, entre ellas, la del homenaje, con 40 metros de altura. En torno a ese centro, un paseo de ronda, una barbacana, o murete defensivo exterior, con almenas, troneras y saeteras, y un enorme foso.

El castillo fue prisión de Estado; aquí estuvieron presos, entre otros, César Borgia y Hernando Pizarro, hermano de Francisco. Os descubriremos la asombrosa historia de uno y otro. Del priemr castillo, fundado tras la Reconquista en canto rodado y argamasa, quedan restos de uno de los muros. El edificio actual es, sin embargo, un ejemplo típico del arte mudéjar. Prácticamente todo es ladrillo, con refuerzos en piedra en puntos estratégicos y elementos decorativos como las armaduras de madera y las yeserías. En el interior, visitaremos las zonas de libre acceso: patio, sala-exposición y capilla.

DURACIÓN:   

  • 3h
  • 5h combinado con Tordesillas, olmedo, Arévalo o Madrigal de las Altas Torres (pregúntanos)

En esta experiencia...

Qué haremos
  • Apasionarte por curiosidades de la Historia que van más allá de los monumentos y las anécdotas
Más detalles Impresionante castillo medieval y edificios renacentistas
Incluye Visita guiada al castillo (dependencias generales), colegiata y Museo de las Ferias (entrada al museo no incluida)

Porque la preparación es importante...

CONSEJOS

Para los golosos, Medina se asocia con las cocadas (pasteles de coco), además de los dulces elaborados por las clarisas, que los venden en su monasterio situado a las afueras, en la carretera de Olmedo.

Estando en tierra del vino de Rueda, aprovechad para probarlo y/o comprarlo. La uva característica de esta DO es la verdejo que, con las técnicas actuales, produce blancos afrutados y frescos, en especial, los que están sólo elaborados con esta variedad.

POR SI NO LO SABÍAS…

En Medina, por aquello de su tradición ferial histórica, el jueves es el día en que está todo cerrado, mientras que si la visitas un domingo, todos los comercios, incluido el mercado de las Reales Carnicerías, están en plena actividad.

El término mota, que da nombre al castillo, significa altozano. En este caso, se trata del cerro que domina la población, al este de la misma, al otro lado del río Zapardiel. Es una palabra común en los territorios repoblados durante la Reconquista; así ocurre igualmente en Mota del Marqués, Mota del Cuervo… o los castillos también llamados de la Mota en Benavente (con la Torre del Caracol) o Alcalá la Real (Jaén).

En muchos lugares en donde hubo una “colegiata” (iglesia con cabildo o capítulo de canónigos propio, por tanto, un templo de categoría, bien dotado económicamente y de gran tamaño), se mantiene coloquialmente, por tradición, esa denominación. Lo cierto es que la inmensa mayoría de colegiatas de España desaparecieron a mediados del siglo XIX, tras el primer Concordato con la Santa Sede. Muchas de ellas eran ya difíciles de mantener a falta de suficiente financiación.    

A finales del siglo XIX y principios del XX, facilitado por la llegada del ferrocarril, fue la época de esplendor del Hotel-Balneario de las Salinas, situado a corta distancia al sur de Medina. Se trata de un edificio neorrenacentista, inspirado en el palacio de la Magdalena de Santander que, tras muchos avatares, ha vuelto a funcionar como balneario y donde también podéis contratar un circuito spa.

Meeting point
Important information The price of the tickets to the monuments is not included in the visit. This is a generic proposal for groups, which we can adapt to your interest and needs

We recommend
  • We advise to wear comfortable clothes and shoes

RESERVA TU VISITA

Esta actividad requiere reserva previa. Cumplimenta el siguiente formulario y, una vez comprobada la disponibilidad, confirmaremos tu reserva y te indicaremos cómo proceder al pago.

Full Name (required)

E-mail (required)

Phone

ZIP Code

Chosen Activity

Date

Number of Adults

Number of Children

Comments

Reseñas de nuestros Usuarios

Aún no hay reseñas.

Deje una Reseña

Valoración